De niños, una hermana dona un riñón a su hermano agonizante. Ambos sobreviven, pero a un costo enorme. Pocas familias conocen orden más disfuncional que ésta. Años más tarde, la hermana vuelve de Miami y reclama lo que es suyo. De más está decir que la negociación es pesadillesca, y que toda lucidez es esporádica. Habrá que encontrar un orden allí donde no lo hay.

Lúcido, es una obra engañosa. Puede ser vista como el retrato de una familia disfuncional, bastante desquiciada o también como un sueño, una pesadilla quizás.
Como en otras obras de su autoría, aquí también Spregelburd juega con la atención del espectador, le propone diversos caminos, lo desafía, lo provoca para que busque desentrañar sus diversas capas de interés.
Lúcido es un texto divertido, pero a la vez comprometido, que habla de la familia, de la relación siempre inquietante entre padres e hijos, del arrepentimiento, de la pérdida, del egoísmo, del engaño y del poder curativo que pueden producir los “sueños lúcidos” y el contacto con el arte.

Dirección: Walter Operto
Dramaturgia: Rafael Spregelburd
Actúan: Liliana Oppido, Victoria Vitta, Javier Fernández, Pablo Minervino

Sábados de octubre – 20:00 hs.
Teatro Odiseo – San Lorenzo 1329