El primer tomo, de los tres previstos, abarca el período comprendido entre 1914 y 1950 de la historia del boxeo rosarino y es atrapante. Puños Rosarinos: tierra de campeones, cuenta con relatos de antaño, lugares memorables. “Este libro tiene otras vetas. Es el fiel reflejo de todo boxeador”, contó de movida el autor para entrar en clima antes de saltar de lleno al ring.

Ever Palermo es mucho más que un inquieto investigador: es un apasionado de los guantes. Con la tenacidad y humildad de los pugilistas que tiran golpes a los sueños, reconstruyó la riquísima y olvidada historia del boxeo rosarino. Buceó en todos los rincones para poder detallar, junto a un sinfín de protagonistas, la esencia de esta noble disciplina, que fue cuna a nivel provincial, y produjo una obra inédita, un material para coleccionar. Puños Rosarinos es mucho más que el título del libro. Es la tierra de campeones.

Defino este escrito como un reflejo de todo boxeador. Es que de un momento a otro te encontrás con las puertas cerradas, pasás hambre o aflojás”, describió Palermo a modo de prólogo. “En un instante me planteé ¿qué quiero ir a investigar si no tengo para comer? Otras veces no tenía ni para comprarle pañales al nene. Pasé momentos muy duros. Por eso defino que estas páginas son el reflejo de lo que pasan muchos pugilistas”, sostuvo con mirada firme y corazón duro.

Proyecto en marcha
Ever comentó que la idea de escribir un libro de estas características surgió porque tenía un viejo anhelo: reivindicar y reimpulsar el boxeo amateur y profesional. A esos matices le sumó otros aportes: «Tuve un gran profesor, Rubén Riani (campeón nacional en la década del 70), con quien hablamos que había que contar la historia. Me confesó detalles que desconocía. Fue así que empecé a involucrarme en la historia de los pugilistas locales que se habían consagrado campeones argentinos”.

Cuando comencé a investigar fui encontrando mucha información, que me llevó a cambiar de idea. Consideré que no era justo que se hablara solo de rosarinos que fueron campeones argentinos. Ahí me propuse desarrollar la historia completa del boxeo de la ciudad así la gente la conoce, la reivindica y podemos sacar del olvido a nuestros héroes”, y agregó: “Quería encontrar o descubrir la primera pelea en la ciudad para que la gente tenga en sus manos un libro con la verdadera historia del boxeo rosarino”.